lunes, 31 de diciembre de 2007

Chopin: Nocturno nº 20


Es una pieza increíble. Expresa todo lo que no puedo expresar conpalabras. Esta pieza tiene una fuerza misteriosa. Es evocadora, melancólica, triste... Expresa como me siento ahora mismo. Expresa mis inquietudes, mis fantasías y mis deseos. Es tocarla y pensar en mil cosas. Pensar en cosas que fueron y que dejaron de ser, en cosas que podrían haber sido.

El principio de la pieza es desgarrador. Podría tocarlo una y otra vez sin llegar a cansarme nunca de el. 6 acordes que se repiten. Probablemente los 6 acordes mejor unidos que he escuchado. Me encantaría tocarla en un piano de verdad, en vez detocarla en el clavinova de la foto, que parece una central nuclear con tanto botón.
Me gustaría tocarla solo, en un piano de cola, en medio de una sala de conciertos: Las butacas totalmente vacías, el patio con las luces apagadas, y yo sentado al piano en el medio del escenario, unicamente iluminado por un foco. Tocando para nadie. Tocando para mi.

2 comentarios:

Conchi dijo...

Si, es una pieza increíble. Yo cada vez que la escucho se me ponen los pelos de punta y más aún si sigo la partitura mientras la escucho.
Me parece una pieza muy difícil de tocar :)
Un saludo.
Conchi.

Anónimo dijo...

Sí señor, Descubrí esta pieza viendo la película "el pianista" y me encantó. Espero encontrar la partitura pronto para probarla.
pd:Soy muy joven, yo también tengo un clavinova. Está bien, pero me encantaría tener un piano como dios manda. Por motivos económicos y sobretodo de espacio no lo puedo tener aún, pero seguro que llegará.
Un anciano veterano vendedor de pianos me llegó a decir que era mejor un clavinova que un vertical. Me quedé flipando, pero no le voy a hacer ni puto caso.